Facebook Twitter Youtube Instagram
 
Granada es Noticia


 
 

Resultado de la búsqueda de UGR

Su búsqueda de UGR ha devuelto los siguientes resultados.

Un estudio reivindica la figura del catedrático de Física Teórica y Experimental de la UGR José Domingo Quílez

UGR
UGR

En 1936 fue declarado "elemento peligroso para la Causa Nacional", cesado como profesor de la UGR y como meteorólogo del Servicio Meteorológico Español, e "inhabilitado para el desempeño de cargos directivos y de confianza en instituciones culturales"

20 de enero de 2020

Los profesores de la Universidad de Granada (UGR) Roque Hidalgo, Carmen Valdivia e Inmaculada Domínguez, junto con  Carmen Morente (Grupo de Estudios de Historia Actual de la Universidad de Cádiz),  Olalla Olea (École Polytechnique Fédérale de Lausanne) y Joaquim Sales (Universidad de Barcelona), se han sumergido en las primeras décadas del siglo XX siguiendo los pasos de José Domingo Quílez (Calatayud,  1903 - Toulouse, 1939), que fue catedrático de Física Teórica y Experimental de la UGR.

Se trata de un emocionante viaje por los inicios del desarrollo de la investigación científica en nuestro país y sus protagonistas, un trabajo que ha sido publicado recientemente en la Revista de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas.

Durante esta época se crea la Junta de Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas (JAE), presidida por el Nobel Ramón y Cajal, que concedió unas 2000 ayudas para la realización de estancias en instituciones extranjeras, y un sistema de cátedras que permitió la descentralización de la ciencia (de Madrid hacia la periferia)  y una notable movilidad del profesorado.

José Domingo Quílez ingresó por oposición en el Servicio Meteorológico Español (SME) en 1921,  a los 18 años, recién acabado el bachillerato en el Instituto de Zaragoza.  Prestó primero servicio en el Observatorio de Madrid, trasladándose después al de Granada (Aeródromo de Armilla), y al del Ebro. Paralelamente realizó sus estudios universitarios: los dos primeros cursos (1921-1923) en la UGR y los siguientes en la Universidad de Zaragoza, donde obtuvo el título de Licenciado en Ciencias (Sección Físicas) en 1926 con la calificación de sobresaliente y  premio extraordinario.
Defendió su tesis titulada "La turbulencia atmosférica y la evaporación de las grandes masas de agua" en la Universidad de Madrid (única en España donde se podían defender tesis doctorales) en marzo de 1932. Seguidamente, en abril de 1933,  consigue por oposición, la Cátedra de Física Teórica y Experimental de la Universidad de Sevilla, y  el mes siguiente se incorpora  a la Universidad de Granada, donde había quedado  vacante una plaza. 

Compromiso con la modernización de la UGR

Desde su llegada a la UGR, recién cumplidos los 30 años, José Domingo Quílez muestra un compromiso con la modernización de la institución y de la sociedad que se materializa  en una  intensa actividad. Es nombrado Secretario de la Facultad de Ciencias el mismo mes de su incorporación a la UGR, y del Patronato de la UGR a partir del curso siguiente, y promueve la creación de un laboratorio de investigación en la Facultad de Ciencias. 

Publica once artículos sobre meteorología, cinco de ellos en los Anales de la Sociedad Española de Meteorología, cinco en el boletín de Confederación Sindical Hidrográfica del Ebro y otro en los Anales de la Sociedad Española de Física y Química, donde también publica uno sobre el desplazamiento al rojo de las galaxias espirales, y atraído por los  avances de la física sub-nuclear, uno más sobre los "Últimos descubrimientos de la Física", este en el  Boletín de la UGR.  Pronunció el discurso de apertura del curso académico 1934-1935,  "Estructura, Expansión y Evolución del Universo", publicando un libro homónimo, destinado al público en general  y  difundió, en las reuniones locales de la Sociedad de Física y Química, los resultados fundamentales que se estaban produciendo en Cosmología y en Física, teórica y experimental.  Solicitó tres ayudas a la JAE para realizar estancias de investigación, una de ella con Enrico Fermi (no se las concedieron).  Instó a que se enseñase en las aulas y se incluyese en los libros de texto la "nueva física", la física de las pequeñas y de las grandes dimensiones. Su  biblioteca era famosa por la gran cantidad de volúmenes, en varios idiomas (alemán, castellano, francés e inglés), que contenía, es probable que alguno de estos  libros  se encuentren actualmente en la Biblioteca de la Facultad de Ciencias, donde hemos encontrado  dos con anotaciones manuscritas suyas.    

Su  compromiso social le llevó a militar en Izquierda Republicana, siendo elegido vocal de la  Junta Directiva (sección de Granada) en marzo de 1935, cuando como presidente resultó elegido el también catedrático de la Facultad de Ciencias, Jesús Yoldi Bereau. El profesor Yoldi  fue fusilado por los golpistas mientras Domingo Quílez se encontraba fuera de Granada, en julio del 36, hecho que probablemente le salvó la vida.  José Domingo Quílez fue declarado "elemento peligroso para la Causa Nacional",  cesado como profesor de la UGR y como meteorólogo del SME, e "inhabilitado para el desempeño de cargos directivos y de confian­za en instituciones culturales y de enseñanza". Todos sus bienes fueron confiscados.

En 1937, fiel a su compromiso con la II República, se incorporó como profesor asociado a la Universidad Autónoma de Barcelona (en aquella época así se llamó la Universidad de Barcelona). Impartía clases en el edificio de la Plaza Universidad y vivía muy cerca de allí (Les Cortes n. 566, entlo. 2) con su mujer  Raquel Lion Miranda, que tenía entonces 27 años, y sus dos  hijas Raquel y Cristina, de 3 y 1 año. En Barcelona nació su tercera hija,  Sara.   El 20 de febrero de 1938 la Gaceta de la República publica una lista con los reingresos al servicio de muchos catedráticos depurados por los golpistas, entre ellos, José Domingo Quílez.

Estuvo en Barcelona hasta la caída de la ciudad y firmó, junto con varios profesores, un artículo que publicó La Vanguardia el 10 de enero de 1939, solicitando el apoyo internacional  tras los repetidos bombardeos aéreos a la universidad:  

"...Denunciamos el último crimen cometido contra la cultura en nuestro país, por aviones de países que han expulsado de su seno a la cultura y a los hombres de ciencia.
Os pedimos que hagáis pesar en el mundo vuestra autoridad moral para que crímenes así no se repi­tan. Nosotros, fieles al deber, continuaremos nuestra obra. Tenemos encomendada la tarea de man­tener vivo el rescoldo cultural de nuestro país, bajo el azote de la guerra, y de guardarlo inextinguible para nuestra juventud que hoy lucha y para la España de mañana. No la interrumpiremos por ningún motivo..."  

Murió en Toulouse  a causa de la diabetes que padecía y allí fue enterrado el 24 de abril de 1939. El 7 de marzo de 1941 su viuda, Raquel Lion, contestaba así al Tribunal de Responsabilidades Políticas de Granada:

"... y que a este nueva cita perentoria no puede contestar y rebatir unos cargos que no conoce, restándole solo afirmar solemnemente que su difunto esposo D. José Domingo Quilez era un hombre honradísimo, catedrático ilustrado de la Universidad de Granada y que su fallecimiento dejó en el mayor desamparo a su viuda y a tres hijas muy menores de edad sin bienes ni recursos de ninguna clase.

Espero que todas estas circunstancias muevan a piedad a ese alto tribunal, ante la angustiosa situación en que se encuentra esta pobre familia."
Los profesores de la Facultad de Ciencias de la UGR, Juan Tercedor Díaz, Victoriano Martín Vivaldi y Gonzalo Gallas Novás (decano) testificaron a su favor, finalmente el Tribunal le impondría una multa a la viuda.

En los archivos de la UGR encontramos  dos cartas fechadas el 28 de marzo de 1977 en las que el profesor de la UB Lluis Solé i Sabarís  intercede para que Raquel Lion, que se encuentra en una situación económica difícil, pueda cobrar los atrasos de su pensión de viudedad.

"Los mejores investigadores y profesores murieron o se exiliaron, sus plazas  fueron ocupadas por adeptos a la dictadura. Es difícil imaginar cómo serían hoy nuestras universidades si se hubiesen podido construir sobre el legado de profesores de la talla de José Domingo Quílez.  La dictadura lo impidió", destacan los autores de este trabajo.

 

La Facultad de Comunicación de la UGR bautiza su plató de televisión en homenaje a 'Chicho' Ibáñez Serrador

Imagen del acto que se celebrará este viernes en la Facutad de Ciencias de la Comunicación de la UGR (UNIVERSIDAD)
Imagen del acto que se celebrará este viernes en la Facutad de Ciencias de la Comunicación de la UGR (UNIVERSIDAD)

La rectora de la UGR, Pilar Aranda, el decano de esta facultad, Benjamín Vargas, y el hijo de 'Chicho' Ibáñez Serrador, Alejandro Ibáñez, descubrirán este viernes una placa conmemorativa en recuerdo y homenaje al popular realizador audiovisual

16 de enero de 2020

El plató de televisión de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Granada (UGR), en el que realizan prácticas los alumnos que se forman en la misma, pasará a llamarse "Plató Narciso Ibáñez Serrador" en homenaje al director de cine y realizador de televisión fallecido el pasado 7 de junio de 2019.

Según ha informado la institución universitaria en una nota de prensa, la rectora de la UGR, Pilar Aranda, el decano de esta facultad, Benjamín Vargas, y el hijo de 'Chicho' Ibáñez Serrador, Alejandro Ibáñez, descubrirán este viernes una placa conmemorativa en recuerdo y homenaje al popular realizador audiovisual, que se encuentra enterrado por deseo propio junto a su madre en el cementerio de San José de Granada.

Mediante el acto, previsto para las 11,15 horas en la Facultad de Comunicación y Documentación de la UGR, se bautizará el estudio de televisión de la Facultad como "Plató Narciso Ibáñez Serrador".

Tras este acto, se celebrará una mesa redonda que analizará la vida y obra de Ibáñez Serrador en la que participarán el hijo del realizador y director de la productora 'Prointel', el director del Cine-Club Universitario de la UGR, Juan de Dios Salas, y los profesores de Comunicación Audiovisual de la UGR Francisco Javier Gómez y Julio Grosso Mesa.

 

La tesis doctoral "Menores y Violencia de Género: nuevos paradigmas", premiada por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género

Autoras de las tesis (UGR)
Autoras de las tesis (UGR)

Defendida por Paula Reyes Cano, asesora jurídica especializada en Políticas de Igualdad e Investigación Feminista, y dirigida por Juana María Gil Ruiz, catedrática de Filosofía del Derecho de la UGR

16 de enero de 2020

La tesis doctoral "Menores y Violencia de Género: nuevos paradigmas", ha obtenido el primer premio, de acuerdo con la resolución de 28 de noviembre de 2019 de la Secretaría de Estado de Igualdad, Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, por la que se conceden los Premios de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género a tesis doctorales sobre violencia contra la mujer para el año 2019. Dicha tesis corresponde al Programa de Doctorado en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Granada, siendo defendida por Paula Reyes Cano, asesora jurídica especializada en Políticas de Igualdad e Investigación Feminista, y ha sido dirigida por Juana María Gil Ruiz, catedrática de Filosofía del Derecho de la UGR.
 
"Han pasado cuatro años desde que se aprobará la Ley Orgánica 8/2015, de 22 de julio de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia. Esta ley reconoce a los/las menores que viven en entornos de violencia de género como víctimas. Sin embargo, los niños y niñas que viven y sufren la violencia de género siguen siendo invisibles ante el sistema judicial. Cuatro años después, nos encontramos ante el mismo escenario: el olvido de los derechos de la infancia ante la violencia de género. Nos escandalizamos ante el caso más grave, el asesinato de niños y niñas a manos de sus padres, pero seguimos sin mirar, y por lo tanto sin ver, la antesala a este fatal final" recoge la tesis en su planteamiento.
 
Con el propósito de poner el foco en esta antesala, esta tesis, a través de una investigación cuantitativa y cualitativa, pretende hacer visibles las violencias de género vividas por las mujeres y los/as menores durante la convivencia y tras la ruptura, dándoles voz, incorporando sus sentimientos y experiencias vividas.
 
Al mismo tiempo, esta tesis tiene como objetivo realizar una reflexión profunda sobre la ineficacia de las normas que protegen a la infancia víctima de la violencia de género: ¿qué hay detrás de esta ineficacia? ¿Qué conflictos existen por parte de los/las operadores jurídicos para su no aplicación? ¿Existen divergencias entre estas normas y otras categorías jurídicas definidas en nuestro ordenamiento jurídico? ¿Qué oculta la obstinada invisibilización de los/las menores como víctimas de violencia de género? Para responder a estas preguntas se efectúa un examen de las instituciones jurídicas que perviven en nuestro ordenamiento jurídico y que están impregnadas de la ideología patriarcal: la patria potestad y el "derecho de visitas", categorías jurídicas que mantienen viva la autoridad del hombre y del padre, y que chocan de frente con la consideración de la infancia como víctima de la violencia de género.
 
Este abordaje, que une teoría y praxis, resulta aún más legítimo al venir hecho por alguien que ha vivido "en primera persona la invisibilidad de la violencia de género y, en consecuencia, la invisibilidad de todas sus víctimas, así como su silencio obligado".  Paula Reyes Cano, la autora de esta tesis, es asesora jurídica especializada en Políticas de Igualdad e Investigación Feminista. Su experiencia, desarrollada en el Centro de Información a la Mujer de la Mancomunidad Río Monachil (Granada), en el diseño y ejecución de proyectos de coordinación e intervención directa con víctimas de violencia de género le permite, partiendo de datos cuantitativos y cualitativos, dar voz a sus verdaderos y verdaderas protagonistas, situando a la infancia en el centro del problema y no en los márgenes, como titulares de derechos y plenos ciudadanos y ciudadanas. Esta tesis está avalada por la dirección de Juana María Gil Ruiz, catedrática de Filosofía del Derecho de la Universidad de Granada.

 

Los defensores universitarios y CERMI se alían para promover la inclusión en la Enseñanza Superior

UGR
UGR

Este acuerdo fue impulsado por el anterior presidente de Conferencia Estatal de Defensores Universitarios, Ángel Antonio Ruiz, defensor universitario de la UGR

15 de enero de 2020

La Conferencia Estatal de Defensores Universitarios (CEDU) y el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) han suscrito el martes 14 de enero un marco de colaboración permanente, a través de una alianza institucional, para vigilar y promover la inclusión del alumnado y demás miembros con discapacidad de la comunidad universitaria en la enseñanza superior.

La presidenta de la CEDU, María Cecilia Gómez Lucas, y el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, han sido los encargados de firmar en la sede de la plataforma representativa de la discapacidad un convenio, en virtud del cual, se establece unas líneas de cooperación estructurada para reforzar la dimensión inclusiva del sistema universitario español.

Así, la CEDU y el CERMI han creado un canal de comunicación estable para la orientación y asesoramiento mutuos entre los Defensores Universitarios pertenecientes a CEDU y el CERMI en materia relacionadas con la inclusión universitaria de personas con discapacidad.

Por otro lado, ambas partes realizarán un seguimiento estrecho y acelerado de los casos que puedan producirse en que algún miembro de la comunidad universitaria con discapacidad encuentre problemas para el ejercicio de sus derechos o para su desarrollo personal y académico, a fin de solucionar las situaciones críticas que se comprueben.
 Década positiva

En el transcurso del acto, el presidente del CERMI ha subrayado que “la última década ha sido positiva para la inclusión en la universidad, porque cuando las leyes estatales marco y la regulación de cada universidad avanzan, hay resultados. Existen políticas acertadas, y lo que tenemos que hacer es perseverar en ellas”. Eso sí, ha recordado que las personas con discapacidad “parten de muy atrás”, por lo que queda mucho trabajo por hacer para seguir impulsando el número de estudiantes de grados y postgrados con discapacidad, así como favorecer una mayor presencia en doctorado, docencia y participación en programas de movilidad internacional, entre otros ámbitos.

“No solo es una cuestión de responsabilidad de las administraciones públicas, sino que desde la sociedad civil tenemos también que señalar las soluciones y colaborar”, ha agregado Pérez Bueno, quien también ha resaltado la necesidad de que se estudien conjuntamente las situaciones de discriminación que se produzcan.

La presidenta de CEDU ha agradecido al CERMI su labor en favor de las personas con discapacidad y ha apuntado que “tenemos líneas de colaboración y propuestas de mejora que puedan surgir a lo largo del tiempo”. Además, ha mostrado su gratitud a su predecesor en la Presidencia de la CEDU, Ángel Antonio Ruiz, que, según ha explicado, es quien inició y desarrolló el proyecto de firmar este acuerdo.

En este punto, Ruiz, que actualmente es Defensor de la Universidad de Granada, ha destacado la relevancia de “que esté viva la predisposición a recibir comunicación y compartir conocimiento” para reivindicar e ir de la mano ante situaciones de falta de igualdad.

En el acto de firma del acuerdo, han participado también el secretario de CEDU, Agustín Cerrillo; la coordinadora de la Comisión de Educación del CERMI, Carmen Jáudenes; la directora de Programas con Universidades y Promoción del Talento Joven de Fundación ONCE, Isabel Martínez Lozano; el delegado del CERMI para los Derechos Humanos y la Convención Internacional de la Discapacidad, Jesús Martín Blanco, la directora ejecutiva del CERMI, Pilar Villarino, y Carla Mediavilla, personal del CERMI.

 

 

Un equipo, liderado por el profesor de la UGR, Ignacio Valverde, finalista en el concurso “Build Up!” de Ferrovial Agroman

Equipo finalista (UGR)
Equipo finalista (UGR)

Junto con investigadores del Instituto Andaluz de Geofísica y Prevención de Desastres Sísmicos de la Universidad de Granada y la Universidad de Almería, ha desarrollado una metodología que combina geotecnia clásica con métodos geofísicos avanzados

15 de enero de 2020

El equipo de investigadores liderado por el profesor del Departamento de Construcciones Arquitectónicas de la UGR, Ignacio Valverde Palacios, junto con miembros del Instituto Andaluz de Geofísica y prevención de desastres sísmicos de la Universidad de Granada y la Universidad de Almería, se encuentra entre los cinco finalistas del Concurso organizado por Ferrovial Agroman, “Build Up!”, en la edición 2019.
 
Ignacio Valverde y su equipo han desarrollado una metodología que consiste en combinar geotecnia clásica con métodos geofísicos avanzados. Mediante la utilización de técnicas de autocorrelación espacial (SPAC), son capaces de calcular la velocidad de propagación de las ondas sísmicas del terreno e inferir parámetros del suelo a partir de esa medición.
 
“Build Up!” es una iniciativa de innovación abierta de Ferrovial que busca start-ups y grupos de investigación nacionales e internacionales con los que colaborar en el desarrollo de soluciones que mejoren sus métodos, productos o servicios. La competición de 2019 finalizó con la celebración del “Launch Day”, el evento de selección del ganador en el que los cinco finalistas tuvieron la oportunidad de presentar sus soluciones ante el Comité Decisor, formado por representantes de la Dirección de Innovación de Ferrovial y expertos de Ferrovial Agroman, la unidad de negocio encargada del reto de este año.
 
Los 5 finalistas presentaron sus proyectos enfocados en solucionar el reto planteado en esta edición: “¿Cómo podríamos conocer y caracterizar con mayor precisión el terreno sobre el que construimos con el objetivo de optimizar el diseño, la planificación y ejecución de obras?”.  El jefe de Área de Geotecnia de Ferrovial Agromán, Davor Simic, afirma que “todos los proyectos presentados fueron muy valiosos para el grupo Ferrovial. Cada una de las soluciones tienen aplicaciones potenciales”. También considera que “el nivel de las presentaciones fueron superiores a las esperadas” y está seguro de que “el proyecto ganador dará importantes ventajas competitivas a Ferrovial”

 

 

Elisa Valero, profesora de la UGR, mención especial en la edición de 2019 de los "Prix des femmes architectes"

UGR
UGR

Estos premios pretenden destacar el trabajo de las arquitectas, fomentando su presencia en un sector dominado mayoritariamente por los hombres

14 de enero de 2020

El Premio Mujeres Arquitectas (en francés, Prix des femmes architectes) es un premio otorgado por la Asociación para la Investigación de la Ciudad y el Habitat (Association pour la recherche sur la ville et l'habitat, o ARVHA). La séptima edición de estos premios ha contado el apoyo del Ministerio de Cultura de Francia, la Región de Île-de-France, el Consejo Nacional de la Orden de Arquitectos, el Pavillon de l'Arsenal, BNP PARIBAS Real Estate, Calcia Cements, Unibail Rodamco, COGEDIM y Batiactu.

Estos premios pretenden destacar el trabajo y las carreras de las mujeres dedicadas a la arquitectura, de modo que las jóvenes arquitectas puedan inspirarse en modelos femeninos, fomentando la presencia de las mujeres en un sector donde aún predominan los hombres.

En la edición de 2019 participaron cerca de 400 arquitectas, que enviaron más de 1.400 proyectos a las cuatro categorías de los premios (Premio Arquitecta, Premio Joven Arquitecta, Premio Obra Original y Premio Internacional).

La catedrática del Departamento de Expresión Gráfica Arquitectónica y en la Ingeniería de la UGR, Elisa Valero Ramos, ha recibido una mención especial en la categoría Premio Internacional. Elisa Valero ha llevado a cabo varios proyectos vinculados al reciclaje arquitectónico y la sostenibilidad energética. Además, fue la primera mujer en ganar en la edición de 2018 el Swiss Architectural Award, un premio internacional que promueve un tipo de arquitectura que resuelva problemas éticos, estéticos y ambientales de la actualidad.

 

La UGR participa en el documental 'El desafío de la investigación', de Eterio Ortega, sobre la investigación biomédica y multidisciplinar frente al cáncer en Granada

UGR
UGR

El documental cuenta con la participación de Canal Sur Radio y Televisión, y será presentado este martes a las 17:00h horas en el Espacio V Centenario por la Rectora de la UGR

13 de enero de 2020

El martes, 14 de enero, tendrá lugar la presentación del documental "El desafío de la investigación", realizado por el prestigioso documentalista Eterio Ortega, en un acto al que asistirá la Rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda. La proyección irá acompañada de una mesa redonda-coloquio, donde se debatirá el contenido del documental, formada por algunos de los investigadores participantes en el mismo. El acto tendrá lugar a las 17:00 horas en la Sala Máxima del Espacio V Centenario de la Universidad de Granada.

El documental, que cuenta con la participación de Canal Sur Radio y Televisión, hace especial hincapié en la investigación biomédica y su lucha contra el cáncer, a través de la evolución que ha experimentado la misma hacia la interdisciplinariedad. Hoy, en el ámbito de la biomedicina de precisión del cáncer,con proyección hacia la aplicación los más rápida posible a los pacientes y de forma personalizada, participan profesionales de la investigación que van más allá del ámbito médico, tales como ingenieros de caminos, especialistas en materiales, matemáticos, físicos, informáticos, farmacéuticos, biólogos, investigadores del genoma, etc. Una generación de investigadores que comparten el espíritu renacentista donde alguien podía ser a la vez pintor, músico, médico, matemático o físico a la vez, y se alejan del pensamiento especializado que ha dominado la ciencia los últimos tres siglos.

A la posterior proyección del documental le seguirá una mesa redonda formada por Juan Soler, Catedrático del Dpto. de Matemática Aplicada; Francisco Gámiz, Catedrático del Dpto. Electrónica y Tecnología de Computadores-UGR; Guillermo Rus, Catedrático del Dpto. de Mecánica de Estructuras e Ingeniería Hidráulica-UGR; Juan Antonio Muñoz, subdirector de la OTRI-UGR; y Juan Antonio Marchal, Catedrático del Dpto. Anatomía y Embriología Humana, Facultad de Medicina, CIBM-UGR.

En este documental han participado prestigiosos grupos de investigación, tanto de la UGR como de todo el ámbito científico granadino, como el Centro de Investigación Biomédica-UGR, Facultad de Medicina-UGR, Hospital Clínico Universitario San Cecilio de Granada, Parque Natural de Sierra Nevada, Genyo, Fundación MEDINA, Metropolitano de Granada, Biblioteca de la Universidad de Granada, la Oficina de Transferencia de los Resultados de la Investigación (OTRI)-UGR, Cátedra Dres. Galera y Requena de Investigación en Células Madre Cancerígenas, Unidad de Excelencia "Modeling Nature: from nano to macro" y las empresas: Innitus S.L, Regemat 3D S.L. y Propanc Biopharma, Inc.

Eterio Ortega (Burgos, 1962). Ha realizado cerca de una centena de documentales para cine y televisión de diferentes temáticas sociales, artísticas y políticas, y ha sido merecedor de numerosos galardones en festivales internacionales como Cannes, San Sebastián-Donostia, Manchester, Miami o Valladolid, entre otros. En 1998 inicia una relación profesional con el prestigioso productor Elías Querejeta, con quien firmó algunos de sus mejores trabajos como Asesinato en febrero (2001), Noticias de una guerra (2006), Perseguidos (2004) o Al final del túnel (2011), entre otros.

 

Una asociación de pacientes del Reino Unido subvenciona con más de 100.000 euros un proyecto para que científicos de la UGR investiguen una enfermedad rara

Los investigadores de la UGR, Ignacio J. Molina Pineda de las Infantas, y GENYO, José Luis García Pérez, liderarán este trabajo (UGR)
Los investigadores de la UGR, Ignacio J. Molina Pineda de las Infantas, y GENYO, José Luis García Pérez, liderarán este trabajo (UGR)

Los investigadores, liderados por el profesor Ignacio J. Molina Pineda de las Infantas, destacan el importante papel que cumplen las asociaciones de pacientes a la hora de promover el trabajo científico

13 de enero de 2020

Actionfor A-T, una de las asociaciones de pacientes con Ataxia-Telangiectasia más importantes del mundo, ha otorgado una subvención de 100.000 libras esterlinas (más de 117.000 euros) para el desarrollo de tratamientos innovadores en esta enfermedad a un equipo liderado por el profesor del departamento de Bioquímica y Biología Molecular III e Inmunología de la Universidad de Granada e investigador del Centro de Investigación Biomédica, Ignacio J. Molina Pineda de las Infantas; y el líder de grupo del Centro Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía de Genómica e Investigación Oncológica, José Luis García Pérez.

El proyecto, que comenzó el pasado 15 de noviembre, fue uno de los tres proyectos concedidos por esta asociación, de entre los más de veinte candidatos, en concurrencia con científicos de todo el mundo, mayoritariamente del Reino Unido y Estados Unidos.

La Ataxia-Telangiectasia es una enfermedad rara congénita caracterizada por una degeneración cerebelar, inmunodeficiencia y desarrollo de tumores. En la actualidad no existen tratamientos eficaces, por lo que el grupo de investigación de la UGR trabaja desde hace años en el desarrollo de protocolos de terapia génica para la enfermedad.

La terapia génica consiste en la introducción de un gen sano en las células de los pacientes, y ha demostrado su capacidad para curar otras inmunodeficiencias primarias. A pesar de que los resultados anteriores de este grupo, que también financió la asociación Actionfor A-T, han demostrado que es posible revertir los defectos en células de pacientes mediante esta estrategia, el gran tamaño del gen mutado en esta enfermedad hace que la eficacia aún no sea lo suficientemente alta como para diseñar un ensayo clínico en pacientes.

El grupo de Granada abordará este problema utilizando unas herramientas de transferencia génica muy novedosas denominadas "transposones" que podrían solventar estos obstáculos, ya que tienen una elevada capacidad de carga así como un adecuado nivel de bioseguridad para los pacientes. En definitiva, los investigadores tratarán de desarrollar las condiciones para reconstituir las células de los pacientes, y así mejorar las condiciones de la enfermedad.

Este es el segundo proyecto que concede la asociación Actionfor A-T a la Universidad de Granada tras un proceso de selección internacional competitivo.

Además de resaltar la innovación propuesta, los científicos de la UGR destacan el importante papel de las asociaciones de pacientes para promover las tareas de investigación, ya que pueden aportar a los investigadores tanto financiación económica como muestras experimentales para realizar sus estudios.

 

La UGR estrena el proyecto pionero en España RELAX-UGR-DOG

UGR
UGR

Para mejorar el bienestar de los estudiantes con discapacidad, y disminuir su estrés y ansiedad

10 de enero de 2020

RELAX-UGR-DOG es un proyecto que persigue mejorar el bienestar de los estudiantes con discapacidad y disminuir el estrés y ansiedad en la vida de los universitarios. El proyecto consta de sesiones semanales a lo largo del semestre, donde los participantes interactuarán y se relajarán con un Perro de Intervenciones.
 
Este proyecto con Intervenciones Asistidas con Perros, aunque es pionero en la UGR, lleva años implantándose en universidades de EEUU con unos resultados muy favorables a nivel psicológico, fisiológico y social.
 
Requisitos para participar: ser estudiante de la UGR con discapacidad u otras Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE).
 
Se solicitará la concesión de 1 ECTS por actividades universitarias.
 
Próximamente se realizará una reunión informativa para aquellas personas que estén interesadas en participar y realicen su inscripción, que es gratuita. En esa reunión se establecerán los horarios y se presentará el proyecto.

 

Investigadores recomponen la lectura histórica y artística original de la Cartuja de Granada, la más importante de España

`Vista de la Cartuja de Granada`, perteneciente a la colección `Maisons de l`Ordre des Chartreux` (UGR)
`Vista de la Cartuja de Granada`, perteneciente a la colección `Maisons de l`Ordre des Chartreux` (UGR)

Un doble estudio de la UGR desvela cómo la orden religiosa utilizaba imágenes, cuadros o retablos y hasta elementos arquitectónicos secundarios para imponer disciplina y establecer su polémica jerarquía

9 de enero de 2020

Dos estudios realizados por un investigador de la Universidad de Granada (UGR) han sentado por primera vez la base para comprender el sentido de todos los elementos que conforman el gran tesoro de la Historia del Arte español que es el relevante conjunto artístico de la Cartuja de la Asunción (Granada), cuya variedad de estilos se extiende desde el Gótico hasta el Neoclasicismo.

En estas dos publicaciones (una propiamente histórica y otra histórico-artística), José Antonio Díaz Gómez, investigador del departamento de Historia del Arte de la UGR, desvela numerosos datos, fotografías, dibujos y planos inéditos de enorme interés. Todo ello viene a enfatizar la trascendencia de este monasterio, que desde fechas tempranas gozó de fama internacional y aún en la actualidad los pocos cartujos que quedan siguen refiriéndose a él como la cartuja más célebre de todas las que hubo en España, a pesar de que el proyecto quedó inconcluso.
 
Por un lado, la investigación detalla las identidades de quienes lideraron el cenobio hasta el siglo XIX, sus fuentes de financiación y aspectos decisivos de la vida cotidiana de los cartujos, como su incomparable riqueza, su papel crucial en el control del agua en la ciudad o la relajación de costumbres que llevó en varias ocasiones a intervenir el monasterio desde la casa-madre en Francia.

Mensajes ocultos

Además, el trabajo revisa el discurso artístico de la Cartuja, repleto de mensajes ocultos y que hoy sólo se conserva en parte y diseminado. Para ello, se ha reconstruido la disposición de sus espacios, en los que trabajaron arquitectos como Covarrubias, Ledesma o Hurtado Izquierdo, y artistas como Cotán, Bocanegra, Mora o Duque Cornejo, de cuyos trabajos se aportan dataciones y pagos inéditos.

Asimismo, las publicaciones de Díaz Gómez desvelan cómo elementos en principio banales, tales como la disposición del suelo o de una simple ventana, fueron utilizados por la orden para hacer visible su rígida jerarquía interna. Precisamente, contra ella se acabarían revelando sus propios integrantes, y en este proceso la Cartuja de Granada sentaría el motor ideológico que finalmente condujo a un auténtico cisma de las cartujas españolas dentro de su propia orden en el siglo XVIII.

José Antonio Díaz Gómez es Doctor Internacional en Historia y Artes y miembro de equipos y proyectos de investigación de la Universidad de Granada dedicados al estudio de la cultura de la Edad Moderna y Contemporánea en Andalucía.

 
241 resultados encontrados.    Más resultados: 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | >>
 
©Granada en juego, SL | Teléfono 666 441 696 | Email: redaccion@granadaesnoticia.com | Diseña y desarrolla Xperimenta eConsulting

USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR