Fundación Caja Rural extiende su programa de cardioprotección a Cacín, Jete, La Malahá y Salar

La Responsable de la institución, Poli Servián, participa en el acto de entrega de desfibriladores a los regidores de estos municipios

Redacción  |  28 de noviembre de 2022
Entrega de los desfibriladores (FUNDACIÓN CAJA RURAL)
Entrega de los desfibriladores (FUNDACIÓN CAJA RURAL)

El proyecto Corazón Rural creado por Avansis Salud e impulsado por Fundación Caja Rural Granada continúa trabajando por la cardioprotección de los distintos municipios de la provincia. Fruto de este convenio, la institución acogió el pasado viernes el acto de entrega de desfibriladores a las localidades beneficiarias en esta nueva edición. Se trata de Cacín, Jete, La Malahá y Salar, municipios que, con casi 6.000 habitantes, cuentan desde la pasada semana con este elemento salvavidas en una iniciativa que ya ha extendido medidas de cardioprotección para la atención de más de 106.000 habitantes.

La Responsable de Fundación Caja Rural Granada, Poli Servián estuvo presente en el acto de entrega que contó con la asistencia de los principales dirigentes de los municipios beneficiados, la alcaldesa de Cacín, Josefa Ramírez, el alcalde de Jete, Plácido Jerónimo Fernández, el alcalde de La Malahá, José María Villegas y el alcalde de Salar, Armando Moya junto a los Directores de las Oficinas donde tiene presencia Caja Rural Granada, así como los Directores de Zona. Asimismo, también participaron en el acto el coordinador del proyecto, Javier Fernández, el cardiólogo, José Luis Martí y el Director del Centro de Emergencias Sanitarias 061, Eladio Gil Piñero.

 
Gusto del Sur

Además de la compra de estos aparatos, la institución también ha subvencionado la formación práctica en estos municipios en Reanimación Cardiopulmonar Básica (RCPB) y manejo del desfibrilador externo automatizado (DEA) de medio centenar de miembros de la Policía Local, Protección Civil, monitores deportivos que, además, han recibido un diploma acreditativo de su participación.


La Responsable de Fundación Caja Rural Granada, Poli Servián, ha destacado que, tras seis años de proyecto, “estamos muy satisfechos con la extensión de estas medidas de cardioprotección que pueden salvar vidas”. En este sentido, ha manifestado la voluntad de seguir ampliando el número de municipios que se benefician de esta iniciativa que cumple, una vez más, con el objetivo de “mejorar los territorios donde estamos presentes beneficiando, especialmente, a las zonas rurales donde entendemos que, tanto administraciones públicas como el sector privado debemos tener una especial sensibilidad para dotarlas de recursos”.

En este sentido, el coordinador del proyecto, Javier Fernández recalcó las demoledoras cifras en torno a las paradas cardiorespiratorias, pues tal y como apunta la Sociedad Española de Cardiología, en España se producen unas 52.300 al año, 22.300 en hospitales y 30.000 en el entorno comunitario. “Cada minuto que pasa reduce en un 10% la supervivencia”, apuntó Fernández quien remarcó que, con estos datos, se pone de manifiesto aun más la importancia de “actuar con la máxima rapidez y formación”.

Por su parte, el Director del Centro de Emergencias 061, Eladio Gil Piñero, incidió en la relevancia de esta primera intervención previa a la llegada de los Servicios de Emergencia. “La primera ayuda que recibe la persona puede salvar su vida” y recordó la importancia de continuar con las maniobras de RCP hasta que llegue la ambulancia”.

El prestigioso cardiólogo, José Luis Martí, enfatizó en la importancia de cuidar la salud y mantener unos hábitos de vida saludables especialmente en materia de alimentación y actividad física para prevenir enfermedades que puedan derivar en problemas del corazón.

El acto culminó con una pequeña clase a cargo del coordinador del proyecto, Javier Fernández, quien hizo un simulacro de RPC con uno de los desfibriladores.

Desde el inicio de este proyecto en el año 2017, Fundación Caja Rural Granada ha logrado apoyar a 21 localidades en materia de cardioprotección. Se trata de Gójar, Cenes de la Vega, Churriana de la Vega, Láchar, Moraleda de Zafayona, Vegas del Genil, Alhama, Deifontes, Cúllar Vega, Moclín, Guadix, Molvízar, Otívar, Puebla de don Fadrique, Ugíjar, Iznalloz, Guájar Faragüit a los que se suman ahora Cacín, Jete, La Malahá y Salar.