La Junta subraya los beneficios de la implantación de la Cuota Cero durante un encuentro con autónomos

El Delegado ha animado al colectivo a solicitar incentivos dentro del plan que contempla 15 millones de euros para la contratación indefinida

Redacción  |  13 de octubre de 2022
Imagen del encuentro con autónomos (JUNTA)
Imagen del encuentro con autónomos (JUNTA)

El delegado territorial de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía en Granada, Javier Martín, se ha referido durante un encuentro con autónomos a los beneficios que reportará a este colectivo la medida Cuota Cero que elabora la Consejería de Empleo, cuyas bases reguladoras de subvenciones sustituirán a la ampliación de la tarifa plana a partir del próximo año 2023. "Con ello, los nuevos autónomos andaluces podrán disfrutar de una bonificación del 100% de las cotizaciones durante el primer año de actividad", ha recalcado.

Con el nuevo cambio de cotización por ingresos reales, establecido por el Gobierno de España, los nuevos autónomos van a pagar una tarifa plana de 80 euros (antes era de 60 euros), sin embargo, según ha destacado Martín "en Andalucía todos los nuevos emprendedores tendrán cubierta esa cuota durante el primer año, con un incentivo de 960 euros, y prácticamente el 85% podrá disfrutar de nuevo de la Cuota Cero el segundo año", que es el porcentaje de autónomos con ingresos por debajo del salario mínimo interprofesional. Al respecto, ha recordado que esta ayuda, al igual que de la ampliación de la tarifa plana, puede ser compatible con la ayuda al inicio de actividad al trabajo autónomo de hasta 5.000 euros.

 

También de manera novedosa, y teniendo en cuenta que un porcentaje significativo de este colectivo cuenta con más de 60 años, y por tanto próximo a la jubilación y al cese de actividad, se desarrollarán actuaciones en torno al relevo generacional o la segunda oportunidad "De esta forma, apoyaremos no solo el inicio de la actividad sino también el mantenimiento del trabajo autónomo en negocios viables y que se acaban cerrando por falta de relevo. Unas circunstancias que a la vez, pueden suponer una oportunidad para nuevas personas emprendedoras", ha señalado Martín.

El delegado de Empleo ha expuesto este tema durante la apertura de una webinar organizada por la Confederación Granadina de Empresarios para explicar la próxima entrada en vigor del nuevo sistema de cálculo de las cotizaciones de los autónomos y de las consecuencias de la aprobación de la Ley de Creación y Crecimiento de Empresas, más conocida por la Ley Crea y Crece, que entrará en vigor en noviembre.

Durante su intervención, subrayó que el trabajo autónomo y la economía social "es una de las columnas vertebrales de los sectores productivos de Andalucía, y por tanto, un motor importante para la generación de riqueza y creación de empleo". Así, ha incidido que la actividad de los autónomos tiene una notable repercusión en la economía provincial, y que Granada cerró el pasado mes de agosto con 67.311 personas afiliadas al RETA.

Según él, las políticas de apoyo al trabajo autónomo "serán una constante en la acción de la Consejería de Empleo", y enumeró enumerado algunas actuaciones previstas durante esta legislatura: líneas de ayudas destinadas al inicio de la actividad, como a los gastos de funcionamiento de las entidades representativas del trabajo autónomo; las actuaciones encaminadas a conseguir una conciliación laboral y familiar más justa, y ayudas para la transformación digital.

Empleo estable

Igualmente, ha hecho alusión al nuevo paquete de incentivos al empleo estable dotado con 15 millones de euros, con los que se prevé alcanzar el objetivo de apoyar la contratación indefinida de alrededor de 3.100 personas en la provincia de Granada.

Las ayudas oscilan entre los 3.500 y los 6.600 euros por cada contrato indefinido que formalicen las empresas y autónomos y que supongan un incremento neto de su plantilla fija. El contrato debe formalizarse con carácter indefinido o fijo discontinuo, a jornada completa o a jornada parcial, siempre que no sea inferior al 50 por ciento de la jornada completa, excepto en el caso de las personas con discapacidad, como medida de adecuación del empleo a sus capacidades.

El delegado territorial de Empleo ha asegurado que la tramitación de estas ayudas será "muy ágil, con el compromiso de resolverlas y pagarlas en un plazo máximo de tres meses, por adelantado y al cien por cien de la cuantía, como una medida de choque eficaz que llega en un momento clave para el tejido productivo y la sociedad granadinas".

Asimismo, ha indicado que en estos incentivos se prioriza la creación de empleo entre los colectivos que "más se han visto afectados por la pérdida de empleo durante la crisis y que tienen dificultades para insertarse en el mercado laboral, como son las personas jóvenes, las personas mayores de 45 años, las personas con discapacidad y las mujeres".

La persona a contratar deber estar desempleada e inscrita como demandante de empleo no ocupada en el Servicio Andaluz de Empleo en el día anterior al de inicio de la actividad laboral.

Pueden solicitar estas ayudas hasta el próximo 18 de noviembre las personas trabajadoras autónomas, las empresas privadas, las entidades privadas sin ánimo de lucro y las entidades privadas sin personalidad jurídica que desarrollen su actividad en Andalucía (que tengan en alta una cuenta de cotización a la Seguridad Social en una provincia andaluza), cuando la contratación, realizada entre el 1 de abril y el final de la convocatoria (18 de noviembre), suponga un incremento neto de su plantilla fija y se mantenga por un periodo mínimo de doce meses ininterrumpidos.

La cuantía de la subvención será de 3.500 euros por cada contrato laboral indefinido formalizado a jornada completa. Ascenderá a 4.500 euros cuando la persona contratada tenga 45 o más años, y será de 5.000 euros cuando la persona contratada esté incluida en los grupos de cotización del I al IV de la Seguridad Social, o la contratación se realice a una persona joven menor de 30 años. En caso de que concurran ambos supuestos, sea menor de 30 años y en dichos grupos de cotización, la cuantía ascenderá a 5.500 euros.

Todas estas cuantías se incrementarán un diez por ciento cuando la persona contratada sea mujer o persona con discapacidad de las que presentan mayores dificultades de acceso al mercado laboral. De esta manera, el incentivo será de 3.850 euros para los contratos estables de mujeres desempleadas; 4.950 euros si la mujer tiene 45 o más años, y 5.500 euros en caso de que la mujer sea contratada en los grupos de cotización del I al IV o sea menor de 30 años.

La norma establece también un incremento del 20 por ciento en los supuestos anteriores si la persona contratada es mujer con discapacidad, de manera que el incentivo podría alcanzar los 6.600 euros. En el caso de que la contratación se formalice a jornada parcial o el contrato indefinido sea fijo discontinuo a jornada completa, la cuantía de la subvención será del 50% de las cuantías anteriores y será del 25% si el contrato fijo discontinuo se suscribe a tiempo parcial.

 
 
Noticias relacionadas
23/02/2024 | Redacción

La consejera de Fomento, Rocío Díaz, apela al "orgullo" de contar con un grupo de premiados que "llevan nuestra provincia en el alma"