Las pedanías lojeñas de Venta del Rayo y Atajea sigue con restricciones

Se registraron valores superiores a lo que permite la normativa de turbidez, la cual va disminuyendo

Redacción  |  18 de marzo de 2024
Agua saliendo de un grifo, en imagen de archivo (EUROPA PRESS)
Agua saliendo de un grifo, en imagen de archivo (EUROPA PRESS)

Las localidades de Venta del Rayo y Atajea y sus diseminados, pertenecientes al municipio de Loja, en el Poniente de la provincia granadina, siguen usando agua embotellada para beber y cocinar tras hallar Salud y Consumo a finales de la semana pasada valores superiores a lo que permite la normativa de turbidez, la cual va disminuyendo.

El agua de grifo tampoco se puede emplear para la limpieza de vajilla, equipos o útiles en contacto o que puedan estar en contacto con alimentos, ni para higiene personal, detallaron desde Salud en un comunicado el pasado jueves. Corre "un poco más clara pero todavía sale turbia", ha indicado este lunes, consultada por Europa Press, la alcaldesa pedánea de Venta del Rayo, Agustina Lechado.

Así lo ha comprobado en los nacimientos de Atajea por lo que, aunque los análisis apuntaban ya a finales de la semana pasada a un mejor estado del agua, este martes está prevista la llegada de otro camión con agua, por lo que no habrá novedades en cuanto a su consumo hasta "como poco a mediados de semana", ha detallado Lechado.

 

La Consejería de Salud y Consumo, a través de la Delegación Territorial en Granada, emitía el pasado jueves una resolución en la que se declaraba como no apta para el consumo humano el agua de estas localidades tras hallar valores superiores de turbidez.

Ambas pedanías cuentan con una población de en torno a 350 personas. El programa de muestreo de redes de Salud y Consumo reflejó en un análisis realizado este pasado miércoles y con confirmación este jueves "la sospecha de valores superiores de turbidez a la salida del Depósito Atajea de cabecera".

Es la misma zona que ya se vio afectada por restricciones el pasado enero. En concreto, el 30 de ese mes la Consejería de Salud y Consumo emitió una resolución en la que se declaraba como apta para el consumo humano el agua procedente del manantial Atajea, que suministra a la pedanía de Venta del Rayo y algunos de sus anejos, que habían estado sin poder consumirla después de que apareciera el día 12 al mediodía espuma y un tono marrón en la misma.

Ahora, el informe del pasado jueves señalaba que el agua suministrada en ambas localidades no podría utilizarse. Asimismo, Salud indicaba que es la empresa gestora, Gestión Medioambiental de Loja (Gemalsa), la encargada de la puesta en funcionamiento de un suministro alternativo, así como de la información a los afectados por esta declaración mientras dure la situación de no aptitud. Para la distribución móvil se ha tenido que solicitar el informe sanitario vinculante de la Delegación de Salud.

Además, se exige desde la Junta al operador que realice un estudio de las posibles causas del incumplimiento y, una vez detectada la misma, adopte las medidas correctoras necesarias para eliminarlas a la mayor brevedad.

La Consejería de Salud y Consumo seguirá realizando la vigilancia de la calidad del agua de estos municipios hasta que se pueda restablecer su consumo con las debidas garantías. Esta medida de no aptitud podrá ser levantada una vez se obtengan tres resultados consecutivos conformes, con al menos 24 horas de diferencia entre la toma de muestras.

 
 
Noticias relacionadas
20/06/2024 | Redacción

Los vecinos se tiran cubos de agua unos a otros, y que concita la atención de las localidades del entorno

24/04/2024 | Redacción

Sus responsables insisten en la necesidad de que la ciudadanía mantenga la "cautela" en el uso del líquido elemento