Desarticulado un grupo criminal de origen albano asentado en el cinturón de Granada

La investigación de la Operación Romina se inició hace meses en torno a una organización criminal albana que estaría dedicada al tráfico internacional de estupefacientes

Redacción  |  5 de diciembre de 2022
Drogas, armas y dinero incautado (POLICÍA NACIONAL)
Drogas, armas y dinero incautado (POLICÍA NACIONAL)

En el marco de la Operación Romina, agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal de origen albano asentado en Granada que estaría dedicado al tráfico internacional de sustancias estupefacientes. Han resultado detenidas seis personas, cinco de ellas de origen albanés y una española. Los agentes han realizado cuatro registros en domicilios y cortijos en los que operaba la banda en los que han intervenido más de 11.000 euros, 160 kilos de marihuana, 10 kilos de polen de hachís, 350 plantas de marihuana, un fusil de asalto AK-47, considerada un arma de guerra, diversas piezas de armas de igual naturaleza y munición y una pistola con tres cargadores y un silenciador, así como seis vehículos.

Localizada una cédula de ciudadanos de origen albano dedicados al tráfico internacional de drogas desde Granada

 
Gusto del Sur

El Grupo UDYCO I de Granada inició la investigación de la Operación Romina meses atrás, en torno a una organización compuesta por ciudadanos albanos, establecida en diferentes localidades del cinturón granadino, que estaría dedicada al tráfico de sustancias estupefacientes a gran escala a través de una red consolidada a nivel internacional mediante dobles fondos caleteados en remolques de camiones. Fruto de estas pesquisas policiales fue la identificación de los presuntos miembros de la organización y la ubicación de los diferentes lugares en los que desarrollarían sus ilícitas actividades en torno al tráfico internacional de estupefacientes a gran escala. De igual modo se pudo constatar el reparto de papeles de los miembros de la banda y su estructura piramidal. Además de la estructura definida de sus miembros, la organización disponía de sofisticados medios como sistemas de videovigilancia, medidas de seguridad, así como diverso armamento entre el que se incluyen elementos considerados como armas de guerra.

Con toda la información recopilada a lo largo de la investigación, el pasado día uno de diciembre se planificó el desarrollo y ejecución de un  amplio dispositivo policial, en el que intervinieron agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, Grupo TEDAX-NRBQ, Brigada Provincial de Policía Científica, Medios Aéreos y Sistemas Especiales de Málaga, en torno a los domicilios y cortijos donde se habrían establecido sus “guarderías” en las que almacenar la droga en espera de ser transportada al extranjero, que se saldó con la detención de seis personas, cinco de ellas de origen albano y una española, entre las que se encuentra el líder de la cédula granadina.

Un zulo escavado en un cortijo que escondía droga y un arma de guerra

En uno de los cortijos que la organización habría utilizado, se localizó un zulo, escavado en la tierra donde se escondía un fusil de asalto AK-47, además de diferentes piezas de armas y munición consideradas igualmente de guerra. El resto de efectos intervenidos en los cuatro registros practicados en domicilios y cortijos utilizados por el grupo criminal consistió en más de 11.000 euros, 160 kilos de marihuana, 10 kilos de polen de hachís, 350 plantas de marihuana y una pistola con tres cargadores y un silenciador, así como seis vehículos. Encontrándose además en el reverso de un colchón la forma de un AK-47 para facilitar su escondite y rápida utilización en caso necesario.

Los detenidos ya han pasado a disposición de la autoridad judicial quien ha decretado el ingreso en prisión de tres de ellos.

 
Noticias relacionadas
01/12/2022 | Redacción

Los presuntos autores son dos varones de nacionalidad española, de 21 y 19 años, con antecedentes policiales, junto con una mujer menor de edad sin antecedentes

26/07/2022 | Redacción

El presunto autor es un varón de nacionalidad colombiana y 33 años de edad con antecedentes policiales por tráfico de drogas