Investigado por supuesto maltrato a su perro

El perro estaba en un estado deplorable e incluso llegó a convulsionar

Redacción  |  30 de enero de 2024
Un agente de la Guardia Civil, de espaldas, en imagen de archivo (GUARDIA CIVIL)
Un agente de la Guardia Civil, de espaldas, en imagen de archivo (GUARDIA CIVIL)

La patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Motril, en la costa de Granada, ha investigado a un individuo de 63 años como presunto autor de un delito de maltrato animal por el deplorable estado de salud de su perro, que llegó a convulsionar en Gualchos.

La Guardia Civil tuvo conocimiento que el pasado 3 de enero un ciudadano alemán había entregado un perro en muy malas condiciones de salud en una clínica veterinaria de Motril. Este hombre paseaba por las inmediaciones de un cortijo del término municipal de Gualchos-Castell de Ferro cuando vio un perro que estaba convulsionando. Al no ver a nadie, no lo dudó, cogió al perro y lo trasladó a la clínica.

 

El informe veterinario que han recibido los agentes del Seprona, según ha informado la Guardia Civil en una nota este martes, certificaba "el mal estado del animal". Según el veterinario se trataba de un perrito de raza pequeña de unos cinco años, mestizo de Yorkshire, que carecía de microchip identificador; y su estado de salud era "pésimo, con pérdida de peso corporal, masa muscular y fuerza; mucosas pálidas, y lesiones cutáneas muy importantes en cuerpo y orejas".

Tras recibir dicho informe, los agentes del Seprona de la Guardia Civil de Motril iniciaron una pesquisa y averiguaron que el animal pertenecía a la persona ahora investigada.

 
 
Noticias relacionadas
20/04/2024 | Redacción

Los agentes del Seprona de la Guardia Civil descubrieron que el animal había muerto al enredarse en la cuerda que lo amarraba

26/03/2024 | Redacción

También ha sido investigado por la presunta comisión de un delito contra la ordenación del territorio