Supremo confirma la condena al hombre que mató a puñaladas a un joven tras salir de una discoteca

Ha confirmado la condena a diez años y medio de prisión por un delito de homicidio

Redacción  |  28 de febrero de 2024
Fachada del Tribunal Supremo (EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS)
Fachada del Tribunal Supremo (EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS)

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado la condena a diez años y medio de prisión por un delito de homicidio para el joven al que un jurado popular declaró culpable en Granada de la muerte a puñaladas de un chico de 21 años en el transcurso de una pelea a las puertas de un establecimiento de comida rápida en calle Elvira, después de que salieran de una discoteca.

En una sentencia de principios de febrero, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Supremo ha rechazado el recurso que el acusado presentó contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que a su vez avaló la condena que ya le había impuesto la Audiencia Provincial de Granada.

 

Por este caso se sentaron en el banquillo de los acusados cinco personas; el principal acusado y otros cuatro jóvenes más acusados de un delito de lesiones por su implicación en la pelea en la que se desencadenó el crimen. El fallecido era de nacionalidad holandesa y tenía residencia en España.

Los hechos ocurrieron sobre las 7,30 horas del domingo 27 de noviembre de 2016, cuando estos cinco jóvenes salieron de una discoteca situada en la calle Cárcel Baja y se dirigieron hasta las inmediaciones de un establecimiento de comida rápida en calle Elvira. En la puerta se encontraron a dos hombres; la víctima y una segunda persona que les pidió un cigarro, iniciándose entonces un enfrentamiento verbal en el transcurso del cual los cinco jóvenes comenzaron a propinarle numerosos golpes.

Al mismo tiempo que se producía esta pelea, el principal acusado se dirigió hacia el otro joven, que intentaba apaciguar los ánimos, y le asestó tres puñaladas con una navaja de 20 centímetros que llevaba encima provocándole la muerte a causa de las lesiones tres horas después.

En la primera sesión del juicio, el principal acusado negó los hechos. "Yo cogí y me fui", declaró en relación al momento en que vio la discusión a la salida de la discoteca. Negó asimismo que llevara navaja o arma blanca alguna consigo y aseguró que llegó a su casa pasadas las ocho de la mañana, de modo que fue luego al levantarse y bajar a la calle cuando escuchó a algunos vecinos hablar de la pelea.

 
 
Noticias relacionadas
22/04/2024 | Redacción

La Fiscalía acusa al procesado de un delito de tentativa de homicidio, por el que pide una pena de ocho años de prisión