Tres de cada cuatro andaluces están dispuestos a donar sus órganos cuando fallezcan, según un estudio de la UGR

Este estudio muestra que las actitudes de la población andaluza son mayoritariamente favorables a la donación de órganos

Redacción  |  28 de julio de 2022
Imagen de recurso de donación de órganos (UGR)
Imagen de recurso de donación de órganos (UGR)

El 76 por ciento de los andaluces se muestra dispuesto a donar sus órganos cuando fallezca, según una investigación liderada por la Universidad de Granada (UGR) de la que se desprende además que la mayoría de la población confía en el sistema sanitario público (el 79%), y especialmente en el sistema de donación y trasplantes (93%), que considera mayoritariamente transparente (59%).

Este estudio muestra que las actitudes de la población andaluza son mayoritariamente favorables a la donación de órganos y al sistema de trasplantes y ha sido realizado el marco de la séptima ola del PACIS (Panel Ciudadano para la Investigación Social en Andalucía) por investigadores de la UGR y del IESA-CSIC con la participaron de 813 personas.

PopFm Granada

El trasplante de órganos es una terapia médica que permite mejorar la calidad de vida de miles de personas y salvar la vida de otras muchas y en el mundo se realizan cada año más de 125.000 trasplantes, aunque el número de personas en lista de espera sigue siendo mayor que el número de órganos disponibles.

España es el país del mundo con el mayor número de donantes desde hace 27 años y en 2018 se alcanzó un récord histórico de 48 donantes por millón de personas, muy por encima de la media europea e internacional. En Andalucía, las cifras fueron incluso mejores, con 52,5 donantes por millón de personas.

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Parlamento Europeo han reconocido el éxito del modelo español de trasplantes y han fomentado desde hace años la extensión de algunos de sus elementos a otros países.

Sin embargo, todavía se especula sobre la fórmula de su éxito, dándose el caso de que cuando otros países han intentado replicar ciertos elementos del modelo español, han tenido resultados muy variables.

La donación de órganos es un acto de generosidad y altruismo sin contrapartidas, por lo que descansa en la buena voluntad de la gente y en su confianza en el sistema de trasplantes, tanto en la obtención como en la distribución de órganos.