La UGR apuesta por el control del uso de las redes sociales ante el aumento del "tecnoestrés"

La tercera edición de la iniciativa 'Un mensaje saludable por un objetivo común' invita a "reflexionar sobre el uso de las redes sociales y el tecnoestrés".

Redacción  |  24 de junio de 2022
Logos de redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea, en imagen de archivo (RAFAEL HENRIQUE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO)
Logos de redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea, en imagen de archivo (RAFAEL HENRIQUE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO)

La Universidad de Granada (UGR) ha señalado este viernes que apuesta por el control del uso de las redes sociales y ha alerta del riesgo del "tecnoestrés", con base en el estudio de la catedrática del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico Francisca López Torrecillas en el marco la Red Española de Universidades Promotoras de Salud.

Según informa la UGR en una nota de prensa, en el contexto de los trabajos de esta red, la tercera edición de la iniciativa 'Un mensaje saludable por un objetivo común' invita a "reflexionar sobre el uso de las redes sociales y el tecnoestrés".

PopFm Granada

López Torrecillas, que ha analizado el concepto de "tecnoestrés", sus potenciales causas y cómo tenerlo bajo control en una sociedad donde el acceso y uso de las redes sociales está prácticamente fuera de control, ha explicado que este tipo de estrés, como la nomofobia o la adicción al móvil, afecta a la salud mental puesto que "son alteraciones relacionadas con el uso abusivo" de las tecnologías.

Conlleva la pérdida de la capacidad de "elegir libremente si detener o continuar el comportamiento (pérdida de control) y conducen a la incapacidad de predecir con seguridad cuándo ocurrirá el comportamiento, cuánto tiempo pasará y cuándo se detendrá".

Como consecuencia, se renuncia a otras actividades o, si se continúa, "ya no se experimentan como tan agradables como lo fueron con anterioridad". Otras consecuencias negativas son la interferencia con el desempeño de roles de vida (por ejemplo, trabajo, actividades sociales o aficiones), el deterioro de las relaciones sociales, los problemas legales, o la participación en situaciones peligrosas.

Para evitarlo, se recomienda, entre otras actividades, salir a hacer ejercicio físico sin el móvil; elaborar una lista de actividades gratificantes alternativas a usar las redes sociales, o "hacer frente a la adversidad, trabajando con optimismo y buen humor".

 
Noticias relacionadas
28/07/2022 | Redacción

Este estudio muestra que las actitudes de la población andaluza son mayoritariamente favorables a la donación de órganos

27/07/2022 | Redacción

Entre los principales ejes de actuación de este convenio está la generación de talento