Un estudio apunta que la crisis de 2008 reforzó el valor positivo que los españoles atribuyen a su país

A lo largo de la crisis financiera, las narrativas en la política y los medios se han basado en los estereotipos nacionales

Redacción  |  30 de junio de 2022
Imagen de recurso de una bandera de España colgada en un balcón (UGR)
Imagen de recurso de una bandera de España colgada en un balcón (UGR)

Un estudio científico liderado por la Universidad de Granada (UGR) ha concluido que la crisis financiera de 2008 reforzó el valor positivo que los españoles atribuyen a su país ya que, cuando recuerdan aquellos años, "rechazan la representación negativa" de España y "activan una representación más positiva".

Así se desprende de un estudio publicado en la revista científica 'British Journal of Social Psychology', que ha analizado las respuestas automáticas a las amenazas a la identidad española derivadas de la crisis económica de 2008-2012. Esta investigación ha sido financiada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, según ha detallado la UGR en una nota de prensa este jueves.

PopFm Granada

La crisis financiera de 2008-2012 tuvo efectos claros en toda la Unión Europea, pero particularmente en los países del sur de Europa (España, Grecia, Italia y Portugal). Mucho se ha escrito sobre este período, particularmente desde la perspectiva de la ciencia política, la economía, y las relaciones internacionales.

En este nuevo artículo, la investigadora de la UGR Soledad de Lemus Martín, junto con investigadores de las Universidades de Leiden y Groningen (Países Bajos), han examinado el impacto de la crisis financiera en la identidad nacional en España.

A lo largo de la crisis financiera, las narrativas en la política y los medios se han basado en los estereotipos nacionales de los países europeos para explicar y justificar las posiciones financieras de los diferentes países y las políticas que siguieron. En el caso de países como España, la prensa y las opiniones públicas de diversos analistas y políticos sugirieron que la crisis económica "se debía en parte a una 'mala ética de trabajo' de las personas españolas".

"Tales referencias a los estereotipos nacionales representan una forma poderosa de justificar la desigualdad y culpar al grupo desfavorecido, porque los estereotipos invocan rasgos (por ejemplo, "vago") que hacen que la desigualdad entre grupos parezca justa y comprensible", ha explicado De Lemus Martín.

De esta forma, la crisis financiera de 2008-2012 se convirtió no solo en un problema económico y político, sino también en una amenaza a la identidad nacional en España. En esta investigación se analizó cómo las personas españolas responden a esto. ¿Acepta la gente estas representaciones negativas y amenazantes de su grupo nacional? ¿O se oponen y resisten la amenaza?

"A través de tres estudios distintos, nuestra evidencia indica que, cuando la crisis financiera se presenta como una amenaza para la identidad nacional española, genera resistencia entre las personas participantes en el estudio", ha indicado la investigadora de la UGR.

Esto se evaluó a través de una tarea de tiempo de reacción. En esta tarea, se pide a las personas que respondan a diferentes pares de palabras, partiendo de la base de que "cuando las palabras se perciben como relacionadas o similares de alguna manera, es más fácil responder y, por tanto, las respuestas son más rápidas".

Dicho de otra manera: las respuestas rápidas en la tarea de tiempo de reacción indican que las personas ven las palabras del par como compatibles, mientras que las respuestas lentas indican que las palabras se ven como incompatibles. De esta forma, la tarea permite evaluar las actitudes de las personas ante diferentes conceptos sin tener que preguntarles directamente.

En este trabajo, se mostraba a los participantes conjuntos de palabras relacionadas con la crisis financiera (por ejemplo, España-pereza-deuda). Tras la exposición a estas asociaciones negativas sobre el país, las personas respondían más rápidamente a palabras positivas asociadas a su nombre. Es decir, "rechazaron la imagen negativa de su país a la que fueron expuestos respondiendo exactamente en sentido contrario".

"Es importante destacar que, debido a la naturaleza de la tarea, los participantes no sabían que se les presentaban palabras sobre la crisis. Por lo tanto, las personas tenían un control limitado sobre sus propias respuestas. El beneficio de esta tarea es que evalúa procesos bastante 'automáticos' que no se basan en la deliberación consciente", ha afirmado De Lemus.

Este trabajo, de este modo, ha puesto de relieve cómo la crisis financiera de 2008-2012 ha llegado a representar "una amenaza para la identidad nacional española". Al mismo tiempo, ha destacado que las personas gestionan activamente este tipo de experiencias. En este trabajo, los participantes hicieron uso de estrategias de respuesta bastante sutiles y automáticas para "rechazar y resistir las representaciones negativas del grupo al que pertenecen".

 
Noticias relacionadas
28/07/2022 | Redacción

Este estudio muestra que las actitudes de la población andaluza son mayoritariamente favorables a la donación de órganos